Policiales | 25/01/2020 10.58

Crimen de Villa Gesell "Fue un imprevisto y no se pudo evitar", dice el intendente

Gustavo Barrera deslindó toda responsabilidad porque, aseguró, el ataque fue totalmente inesperado.

Gustavo Barrera.

Gustavo Barrera.

-

Gustavo Barera, el intendente de Villa Gesell, aseguró hoy que el asesinato a golpes de Fernando Báez Sosahace una semana a la salida de un boliche de esa ciudad balnearia "fue un imprevisto que sucedió y no se pudo evitar" , pese a que "los protocolos de prevención estaban". 

"No actuamos de una manera irresponsable. En este caso había policías, pero no había indicios de que fueran a pelearse. Fernando estaba tomando un helado y lo agredieron sin mediar palabra", afirmó el jefe comunal del Frente de Todos en declaraciones radiales. 

El intendente admitió que hay elementos del episodio de los que la municipalidad "se está haciendo cargo", y puso como ejemplo que "la ambulancia tardó entre 10 o 12 minutos en llegar al lugar". 

"En algunos medios veo cierto ensañamiento con el municipio. No salgo a hablar por respeto a la familia, y porque los estoy acompañado desde el sábado. Además hay que dejar trabajar a la Justicia", afirmó el intendente, que subrayó que "todos los geselinos están conmovidos" por el asesinato del joven de 19 años.

"Acá hay una cuestión que tiene que ver con la educación, con los valores. Hay un nivel de violencia social muy grande, pero como Intendente no puedo hacerme cargo de la educación de los chicos que vienen acá", concluyó Barrera.